El Plan de Apoyo a la Movilidad Alternativa (Movalt), dotado con 35 millones de euros para actuaciones dirigidas a fomentar “una movilidad alternativa y eficiente”, da continuidad a otros planes que el Gobierno ha venido impulsando con anterioridad para fomentar un transporte más sostenible, como el plan Movea 2017. La principal novedad de esta nueva actuación es que refuerza el apoyo al desarrollo de infraestructuras de recarga eléctrica, con una línea independiente.

Captura de pantalla 2017-12-01 a las 10.55.14

El objetivo del plan Movalt es aumentar el parque de vehículos de energías alternativas, y con ello, contribuir a la reducción de las emisiones de CO2 y otros gases contaminantes, avanzando así en la consecución de los objetivos de cambio climático y en la mejora de calidad del aire de las ciudades. El IDAE, encargado de gestionar los fondos, subraya que el “Movalt servirá además para aumentar el ahorro y la diversificación de las fuentes energéticas en el transporte, con la consiguiente reducción de la dependencia energética del petróleo para nuestro país”.

Movalt–Vehículos

 Contará con 20 millones de euros para la concesión de ayudas a la adquisición de distintos tipos de vehículos. Entre ellos, los eléctricos, que incluyen los eléctricos puros (BEV, del inglés Battery-Electric Vehicle), los híbridos enchufables (PHEV, Plug-in Hybrid-Electric Vehicle), y los eléctricos de autonomía extendida (REEV, Range Extended Electric Vehicle). También contempla la compra de vehículos de pila de combustible, los propulsados por autogás (Gas Licuado de Petróleo, GLP), gas natural (tanto Gas Natural Comprimido, GNC, como Gas Natural Licuado, GNL), o bifuel gasolina-gas. Los vehículos adquiridos deberán ser nuevos o con una antigüedad inferior a nueve meses en el caso de vehículos de demostración  matriculados por un punto de venta. Los beneficiarios podrán ser particulares, autónomos, pymes, empresas y administraciones públicas.

La cuantía de las ayudas varía entre 500 y 18.000 euros, en función de la categoría del vehículo (moto, cuadriciclo, turismo, furgoneta, camión) y la motorización (eléctrico, gas natural, autogás o pila de combustible).

Movalt–Infraestructuras

Por su parte, si bien está por definir en detalle, Movalt-Infraestructuras dispondrá igualmente de financiación para fomentar el despliegue de infraestructuras de recarga de vehículo eléctrico. Los beneficiarios podrán ser administraciones, empresas públicas y privadas. Se financiará la instalación de infraestructuras de recarga tanto para uso público en el sector no residencial (aparcamientos públicos, hoteles, centros comerciales, universidades, hospitales, polígonos industriales, centros deportivos, etc), como para uso privado en zonas de estacionamiento de empresas privadas, así como para su ubicación en la vía pública y en la red de carreteras.

La cuantía de las ayudas cubrirá hasta el 60% del coste de inversión en el caso de entidades públicas y pymes, y el 40% para el resto de empresas. Asimismo, está en proceso de participación pública, una propuesta de modificación del Real Decreto que regula la figura del gestor de cargas, a fin de  flexibilizar  al  máximo dicha figura  y simplificar su operativa.

Antecedentes

El Plan Movalt es una consecuencia más de la Estrategia de Impulso del Vehículo con Energías Alternativas (Estrategia VEA) aprobada el 26 de junio de 2015. Esa Estrategia presenta la situación actual de cada una de las alternativas a los combustibles convencionales para el transporte en España, e identifica las medidas necesarias para su promoción y las administraciones o agentes sociales responsables de su implementación.

La Directiva 2014/94/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de octubre de 2014, relativa a la implantación de una infraestructura para los combustibles alternativos establece en su artículo 3 que cada Estado miembro adoptará un Marco de Acción Nacional para el desarrollo del mercado respecto de los combustibles alternativos en el sector del transporte y la implantación de la infraestructura correspondiente.

El 30 de julio de 2015 la Comisión Delegada para Asuntos Económicos del Gobierno aprobó la creación de un Grupo Interministerial, presidido por la Secretaría General de Industria, para la elaboración y coordinación del “Marco de Acción Nacional Español de Energías Alternativas en el Transporte” (MAN) dando así respuesta a lo establecido en la citada Directiva 2014/94/UE.

El 9 de diciembre de 2016 se aprobó en Consejo de Ministros el Real Decreto 639/2016, por el que se transpone la Directiva al ordenamiento jurídico español, así como el MAN.

Durante los años 2014 y 2015 el Gobierno impulsó los planes de ayuda a la adquisición de vehículos eléctricos (Movele), para el fomento de la movilidad eléctrica. Con posterioridad, en 2016 y 2017, se han gestionado planes de ayuda a la adquisición de vehículos alternativos, los planes Movea, dirigidos a promover la adquisición de vehículos de energías alternativas (eléctricos, autogás, gas natural y pila de combustible).

¿Por qué utilizar energías alternativas?

El uso de energías alternativas en el transporte permitirá cumplir los compromisos adquiridos con la Unión Europea sobre reducción de emisiones de CO2. Pero hay más. Porque la diversificación energética traerá consigo una menor dependencia del exterior. Por otro lado, el desarrollo de una industria en España asociada a los combustibles alternativos en el transporte permite posicionar a España en un mercado clave.

Además, para el ciudadano, la adquisición de este tipo de vehículos también presenta ventajas, como el ahorro de combustible. Aunque su compra puede suponer una inversión inicial superior, los ahorros económicos en el consumo de combustible y los menores gastos de mantenimiento, permiten amortizar enseguida la inversión. Este tipo de vehículos son, en general, más silenciosos, y ofrecen una conducción suave y agradable. Cada vez son más las ciudades que ofrecen ventajas asociadas a los vehículos más limpios, como es el aparcamiento gratuito en zona de estacionamiento regulado, acceso a zonas restringidas al tráfico, exención de peajes o beneficios fiscales en ciertos impuestos como el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM).

Si quieres saber más sobre el despliegue de los vehículos con combustibles alternativos en Europa, puedes consultar el Observatorio Europeo de Vehículos con Combustibles Alternativos (EAFO).

Más información sobre el Plan MOVALT en www.idae.es y www.moveaplan.gob.es/

Anuncios