El uso de la energía solar como fuente de energía térmica para agua caliente sanitaria (ACS) y para climatización es una de las formas más eficientes y económicas de aprovechar el sol, ese recurso autóctono que nos calienta, nos da vida, es gratuita y casi siempre disponible.
Ya os he hablado de las redes urbanas de calefacción y frío centralizadas pero has de saber que para alimentar a estas redes existe una tecnología que se llama energía solar de concentración.

SOLAR-1

El desarrollo de la tecnología solar de concentración se ha visto impulsada durante los últimos años por el aumento de plantas de generación eléctrica termosolares (recuerda que esto es generar electricidad a partir de la energía recogida en un fluido que se calienta mediante unos campos solares con de alta concentración). A pesar de este desarrollo (…y mira que en España tenemos mucho sol), sólo existen unas pocas instalaciones solares de concentración para aplicaciones térmicas, para aquellos casos en que se necesita calor en procesos industriales o para climatizar edificios.

SOLAR-2

Dado el potencial existente en nuestro país, el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía, IDAE, ha publicado un nuevo estudio sobre la incorporación de energía solar de concentración en aplicaciones térmicas, en concreto en redes urbanas de calefacción y frío centralizadas, el que se concluye que las instalaciones solares de concentración son una alternativa viable, atractiva y competitiva desde el punto de vista técnico y económico.
Este análisis se presenta como una continuación de otro anterior del IDAE destacando un ejemplo real de una red de calor y frío en la provincia de Jaén.

Te recomiendo que lo leas y no te lo puedes perder si eres un técnico y te interesa esta materia.

Ahorrando energía con el sol¡¡¡.

Anuncios