Ya sea en tiempo de rebajas o no, una de las compras “estrella” es la de aparatos eléctricos o electrónicos para nosotros o nuestro hogar. Aparatos que nos hacen la vida más fácil, pero … ¡¡¡También consumen energía!!!

Te recuerdo que con un consumo más responsable es posible conseguir una reducción abultada de la factura energética. En este sentido, apuesta  por el ahorro y la eficiencia energética en caso de adquirir algún producto.

Elctrodomesticos33

Quiero darte ciertas informaciones y pautas para que las tengas en cuenta a la hora de comprar de manera responsable y sostenible y fomentar una economía circular.

Cosas a tener en cuenta  a la hora de comprar

Antes de comprar un nuevo equipo eléctrico o electrónico lo primero que debes preguntarte es si realmente lo necesitas. Si la respuesta es sí,  tampoco se puede olvidar que los equipos más grandes (electrodomésticos, televisiones, etc.) no siempre son los más adecuados para todos los hogares. Además, el menor consumo de electricidad que queríamos conseguir al sustituir un equipo por otro con tecnología más eficiente, no será tan importante si lo que hacemos es incrementar el tamaño o la capacidad del nuevo. Por ejemplo, una televisión eficiente de 28 pulgadas consume la tercera parte de la energía que consume una televisión de 65 pulgadas con las mismas características. Y es que resulta curioso el hecho de que en las tiendas cada vez encontremos electrodomésticos de mayor capacidad cuando, en realidad las familias y los hogares españoles son cada vez más pequeños.

Por otra parte, es importante que revises la etiqueta energética de los equipos eléctricos y electrónicos y la ficha de producto antes de comprar uno nuevo, teniendo en cuenta que la categoría más eficiente para la mayoría de los productos es la A+++. Puedes comprobar qué aparatos se etiquetan en: Guía de la Energía.

Los frigoríficos o lavadoras eficientes suponen un ahorro energético de casi el 60% durante una vida útil de 15 años, en comparación con unos menos eficientes y que también en el campo de la informática, esta eficiencia asciende hasta el 85%, como en el caso de los monitores de ordenador de 20 pulgadas, y al 95% con las impresoras multifuncionales. Además, el consumo energético de los televisores más eficientes se ha reducido hasta un 50% durante los dos últimos años.

Aunque en épocas de rebajas pueden ser el momento elegido por muchos para seleccionar y comprar un nuevo electrodoméstico, piensa en el impacto de lo que adquieres. La fabricación de cada aparato requiere el consumo de importantes cantidades de materias primas, como por ejemplo metales (cobre, oro, mercurio, plomo, acero, etc.) y el consumo de energía. También suponen la generación de residuos tóxicos y nocivos, no solo para el planeta sino también para la salud humana. Por ejemplo,  los 220 millones de televisiones que se venden cada año mundialmente generan unas 200MtnCO2, según estudios europeos.

Te doy otros datos y consejos interesantes a tener en cuenta:

  • Un 85% de los consumidores europeos se fijan en el etiquetado energético en el momento de comprar un aparato eléctrico, según la Comisión Europea.
  • Infórmate bien en los puntos de venta; los vendedores saben mucho de sus productos, sólo hay que hacer las preguntas adecuadas; ¿Cuánta energía consume? ¿qué tiempo tiene de garantía? ¿si se avería, hay materiales de reposición de componentes?
  • Muchas veces, no se necesitan todas las prestaciones que ofrece un aparato electrónico. Por ejemplo, un horno pirolítico, para limpiar tiene un consumo extra de energía, cuando bastaría aprovechar el calor residual de un horno que ya ha cocinado para limpiarlo más fácilmente en caliente.
  • A veces son muy atractivas prestaciones tales como frigoríficos que hacen hielo, sacan agua fría…, pero esto conlleva un extra de consumo que no se refleja en la etiqueta, ¡ojo!

Ya sabes, piensa con cabeza y consume responsablemente. Todos lo agradeceremos. Tú el primero.

Luzí@

Anuncios