Todo sobre la movilidad alternativa en la web VEA

Desde hace unos meses está activa la página web de VEA, Vehículos de Energías Alternativas (www.vea.gob.es), donde puedes encontrar información sobre este tipo de vehículos y las energías que los mueven, acceder a la red nacional de puntos de recarga/estaciones de suministro y estar informado de las ayudas existentes para la compra de vehículos y para la infraestructura de suministro.

image001.jpg

¿De qué energías alternativas estamos hablando?

– Biocarburantes: los principales son el biodiésel y el bioetanol.

– Electricidad: Existen tres tipologías de vehículo eléctrico: 100% eléctricos, híbridos enchufables y de autonomía extendida.

– Gas Natural: tanto gas natural comprimido (GNC) como gas natural licuado (GNL).

– Autogás: así se le denomina al gas licuado de petróleo (GLP). Los vehículos que utilizan autogás son vehículos bi-fuel, es decir, funcionan de manera indistinta con autogás y gasolina. Porque el vehículo está dotado de dos depósitos de combustible, uno de gasolina y otro de autogás.

­– Pila de combustible de hidrógeno: la pila de combustible consume hidrógeno para producir electricidad, que es la que mueve el vehículo.

Buscador de vehículos

La web VEA dispone de un buscador que permite encontrar cualquier vehículo que utilice energías alternativas y que se comercialice en España. Las búsquedas se pueden hacer por su motorización (según la energía que utilizan), su categoría (turismo, motocicleta, furgoneta, autobús…), la marca y el modelo. Además, es posible buscar en función de sus consumos (tanto de carburante como consumo eléctrico), emisiones de CO2, número de plazas, autonomía eléctrica y potencia eléctrica. En total, 1.461 vehículos.

Además, puedes acceder a la red de puntos de recarga de acceso público de los distintos combustibles alternativos, y en el caso de la recarga de vehículos eléctricos, a los puntos de recarga gestionados por gestores de carga, que ya operan  en España.

http://www.vea.gob.es/conoce-las-energias/electricidad/red-nacional-de-puntos-de-recarga-estaciones-de-suministro/

Ayudas para la compra

Están recogidas en el llamado Plan de Apoyo a la Movilidad Alternativa (Movalt), que da continuidad a otros planes que el Gobierno ha venido impulsando con anterioridad para fomentar un transporte más sostenible, como el plan Movea 2017. La convocatoria de este programa de ayudas quedó establecida por Resoluciones de la Dirección General del IDAE del 21 de noviembre y el 5 de diciembre de 2017. El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, ha incentivado con 20 millones de euros la adquisición de estos vehículos. También hay comunidades autónomas que cuentan con diferentes ayudas, pero hay que tener presente que estas ayudas autonómicas son incompatibles para la adquisición de un mismo vehículo con las ayudas del Plan Movalt–Vehículos.

Los vehículos adquiridos tienen que ser nuevos o, en el caso de vehículos eléctricos o de pila de combustible, con una antigüedad inferior a nueve meses. Los beneficiarios pueden ser particulares, autónomos, pymes, empresas y administraciones públicas. La cuantía de las ayudas varía entre 500 y 18.000 euros, en función de la categoría del vehículo (moto, cuadriciclo, turismo, furgoneta, camión) y la motorización (eléctrico, gas natural, autogás o pila de combustible).

http://www.idae.es/ayudas-y-financiacion/para-movilidad-y-vehiculos/plan-movalt-vehiculos

Cualquier persona interesada en recibir información relacionada con el Plan Movalt–Vehículos puede hacerlo a través del correo: expemovaltveh@idae.es

Ayudas a la infraestructura de suministro

La principal novedad del Plan Movalt es que refuerza el apoyo al desarrollo de infraestructuras de recarga de vehículos eléctricos. La convocatoria de este programa de ayudas quedó establecida por Resolución de la Dirección General del IDAE de fecha 10 de enero de 2018. El Movalt–Infraestructuras ha dispuesto de 20  millones de euros.

El éxito de ambos planes, Movalt–Vehículos y Movalt–Infraestructuras, fue tal que los dos agotaron todo su presupuesto en apenas 24 horas. http://www.idae.es/ayudas-y-financiacion/para-movilidad-y-vehiculos/plan-movalt-infraestructura

Se puede solicitar información relacionada con el Plan Movalt–Infraestructuras a través del correo: coormovaltinf@idae.es

Beneficios para todos

El fomento de energías alternativas y el posicionamiento de España como referencia del sector, permitirán no sólo el cumplimiento de los compromisos adquiridos con la Unión Europea sobre reducción de emisiones de CO2, sino que, además, traerá consigo importantes beneficios:

– Beneficios energéticos. Se favorece la diversificación energética, con menos dependencia exterior.

– Beneficios medioambientales. Todas las alternativas a los combustibles convencionales implican reducción de emisiones de gases contaminantes.

– Beneficios a nivel industrial. El desarrollo de una industria asociada a los combustibles alternativos en el transporte permite posicionar a España en un mercado clave.

Beneficios para los usuarios

Además, para el ciudadano, la adquisición de este tipo de vehículos presenta una serie de ventajas:

– Ahorro en el gasto de combustible. Aunque su compra puede suponer una inversión inicial superior, dados los ahorros económicos en el consumo de combustible y los menores gastos de mantenimiento, pronto se amortiza la inversión generándose ahorros en la movilidad diaria.

– Son vehículos más silenciosos, con conducción suave y agradable.

– Ventajas en la ciudad. En muchas ciudades el uso de estos vehículos permite disfrutar de aparcamiento gratuito o bonificado en zonas de estacionamiento regulado, acceso a zonas restringidas al tráfico, exención de peajes o beneficios fiscales en ciertos impuestos como el Impuesto de Vehículos de Tracción Mecá

Anuncios

El reciclado ahorra energía

Además de reducir la generación de residuos y los problemas ambientales asociados a ellos, el reciclado es una buena media de ahorro energético. Y una de las bases de la llamada ‘economía circular’, que en última instancia pretende optimizar el aprovechamiento de los recursos. No en vano, el logo del reciclado universalmente reconocido es un triángulo con tres flechas (bien podrían ser un círculo) que ilustra la idea de un ciclo en el que se utilizan y reutilizan los materiales tanto como sea posible.

Vitoria_-_Contenedores_de_reciclaje_en_la_Avenida_de_Gasteiz

Cada español genera 459 kilos de basura al año, es decir, 1,3 kilos al día. (Instituto Nacional de Estadística)

Según los datos de Ecoembes, que agrupa a empresas de reciclado de residuos de envases, en 2016, cada ciudadano depositó 13,2 kg de envases de plástico, latas y briks en el contenedor amarillo (un 4% más que en 2015) y 15,5 kg (un 2,7% más que en el año anterior) en el contenedor azul. Lo que se traduce en 1.081 envases/habitante en el contenedor amarillo y 628 envases/habitante en el contenedor azul. En España hay 572.739 contenedores amarillos y azules distribuidos por todo el país y, según Ecoembes, el 99% de los españoles tienen acceso a la recogida selectiva de estos residuos porque cuenta con uno de estos contenedores a menos de 100 metros de su casa.

Y elaborar cualquier producto a partir de otros reciclados, en lugar de tener que partir de cero, es también una manera de ahorrar energía. En algunos casos, mucha energía.

  1. Latas

Cada vez que reciclamos una lata de aluminio, por ejemplo, estamos ahorrando el 95% de la energía (La energía de los residuos–Fenercom; el libro ‘Stop Basura’) que se necesita para fabricar una nueva. La Guía Práctica de la Energía del IDAE ofrece un dato muy llamativo: con la energía necesaria para fabricar una lata de refresco de aluminio, se podría tener funcionando un televisor durante dos horas. Porque la producción de aluminio es uno de los procesos industriales de mayor consumo energético y mayor impacto ambiental.

  1. Vidrio

Otro tanto sucede con el vidrio, uno de los materiales que puede reciclarse una y otra vez sin perder sus características iniciales. El vidrio reciclado necesita entre un 30 y un 40% menos (Varias fuentes hablan de este tema y manejan datos entre un 20% y un 40%: La energía de los residuos–Fenercom; Ecovidrio; el libro ‘Stop Basura’) de energía para su elaboración que si la fabricación comenzara de cero, porque el punto de fusión del material es menor que cuando se utiliza arena de sílice, que debe ser fundida a unos 1.500° C. En este caso, por cada botella que se recicla se ahorra la energía necesaria para tener la tele encendida durante 3 horas.

Guía Práctica de la Energía del IDAE

  1. Papel

El papel es uno de los materiales que más se recupera y recicla. Una muy buena noticia si pensamos que el papel reciclado disminuye el consumo de agua en un 86% y el de energía en un 65% (Guía Práctica de la Energía del IDAE). Por cada hoja A4 que se recicla, se ahorra la energía equivalente al funcionamiento, durante una hora, de dos bombillas de 20 vatios. Y la fabricación de una tonelada de papel a partir de papel reciclado evita la tala de una veintena de árboles.

  1. Electrodomésticos y aparatos electrónicos

También es importante reciclar electrodomésticos y aparatos electrónicos, que tienen elementos tan valiosos como el acero y el cobre, y que pueden ser depositados en puntos limpios. Casi la mitad del cobre que se emplea en Europa procede del reciclaje. Y la elaboración de cobre a partir de material recuperado requiere un 85% menos de energía que el cobre que se produce por primera vez, aunque su calidad es la misma. (International Copper Study Group). Lo mismo pasa con el acero. Las acerías españolas reciclan cada año unos 10 millones de toneladas de chatarra. Por cada tonelada de acero que recicla la industria siderúrgica se ahorra cerca de una tonelada y media de mineral hierro, un 85% de agua, y un 80% de energía. (Unión de Empresas Siderúrgicas)

Y no olvides que el primer paso para reciclar es separar bien los distintos tipos de residuos en origen, para que no se mezclen y puedan ser procesados de forma adecuada.

Escaparate #PorElClima, productos y servicios para consumidores responsables

La Comunidad #PorElClima, en la que participan personas, empresas e instituciones, y que cuenta con la colaboración del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, ha presentado Escaparate #PorElClima, una plataforma on line que reúne infinidad de productos y servicios de gran consumo que pueden suponer un cambio sustancial en nuestro impacto sobre el planeta: alimentación ecológica, coche eléctrico, energías renovables, eficiencia energética, ahorro de agua, economía circular, etc.

AHORRO ENERGÉTICO, HOGAR Y EXTERIOR 12

Tras la firma del Acuerdo de París, que entró en vigor el 4 de noviembre de 2016, un grupo de entidades y empresas sensibilizadas con el cambio climático decidieron ponerse manos a la obra e impulsar el proyecto Comunidad #PorElClima (https://porelclima.com). Eran Cruz Roja Española, Ecodes, el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, WWF España, Red Española del Pacto Mundial, Fundación Biodiversidad, SEO BirdLife, Grupo Español de Crecimiento Verde y la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP). Entre las numerosas iniciativas desarrolladas por la Comunidad #PorElClima está Hostelería #PorElClima, una plataforma para movilizar al sector de la hostelería y contribuir a su transformación para adaptarlo a las demandas de una sociedad cada vez más sensibilizada con las cuestiones medioambientales.

La última de esas iniciativas es el Escaparate #PorElClima, presentado la víspera del día de los Derechos del Consumidor, que se celebra el 15 de marzo. Ecodes, la entidad que actúa como secretaría ejecutiva de la Comunidad #PorElClima, explica que “teniendo en cuenta los diferentes tipos de productos y servicios recogidos en el comparador, y la madurez de cada sector económico, se han establecido diferentes requisitos para su inclusión en la herramienta. En algunos sectores los requisitos son más rigurosos, dado que la oferta que existe está más consolidada. Y en otros, sin embargo, hay más flexibilidad porque la oferta es más embrionaria”. Los criterios empleados en cada sector pueden consultarse aquí:

https://porelclima.com/33_criterios-de-productos-y-servicios-en-el-escaparate

En algunas categorías se incluyen atributos adicionales (sellos y certificaciones sociales y ambientales) que determinados bienes o servicios tienen y que superan los requisitos mínimos establecidos en esa categoría.

https://porelclima.com/img/cms/Atributos_porelclima_actualizado.pdf

¿Qué puedes encontrar en el Escaparate #PorElClima?

– Alimentación y Bebidas

– Casa y Jardín

– Juegos y Juguetes

– Aseo personal y Cosmética

– Ropa y Complementos

– Electrónica y Telefonía

– Electrodomésticos

– Movilidad y Transporte

– Material de Oficina

– Servicios de Energía

– Servicios ambientales

– Servicios de Seguros y Financieros

– Hostelería y Turismo

Durante la presentación del Escaparate, Valvanera Ulargui, directora general de la Oficina Española de Cambio Climático, destacó que “para contribuir a la lucha contra el cambio climático hay que dar visibilidad a los productos y servicios que promueven una economía baja en carbono y, de este modo, facilitar que los consumidores individuales puedan elegir la creciente oferta de bienes y servicios responsables”. Ulargui hizo un “llamamiento a todas las empresas para que promuevan la oferta de productos y servicios respetuosos con el medio ambiente para que la plataforma vaya creciendo paulatinamente”.

Para Víctor Viñuales, director de Ecodes, “porelclima.com es una iniciativa histórica, el nacimiento en España del primer portal agregador de oferta responsable, que va a conectar a los productores con los consumidores más influyentes, los que crean tendencia, los que persuaden a su entorno, los que cuentan el motivo de su decisión a su círculo de influencia”.

A las empresas impulsoras –Eroski, Renault, Leroy Merlin y L’Oréal España– se van sumando otras como Balay o Bankia. Y entidades colaboradoras como la Asociación de Empresas de Energías Renovables (APPA Renovables), la Sociedad Española de Agricultura Ecológica o la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (Aedive).

Siete cosas que puedes hacer para reducir tu huella ecológica

Cada día se habla más de huella ecológica. La razón es sencilla: por suerte para todos, y muy especialmente para las generaciones futuras, la humanidad ha entendido que no podemos consumir recursos naturales como si no hubiera mañana, porque el impacto ambiental está poniendo en riesgo la salud del planeta y de todos los seres vivos que lo habitamos.

_APR2739

La huella ecológica trata precisamente de medir ese impacto de las actividades humanas sobre la naturaleza. Y suele representarse por la superficie necesaria para producir los recursos y absorber esos impactos ambientales. Para calcularla hay que tener en cuenta todos los sistemas productivos: agricultura, ganadería, pesca, ocupación del suelo, minería, industria, transporte. Y, por supuesto, energía. Porque la generación, el transporte y el consumo de energía están en el origen de algunos de los mayores problemas ambientales. Precisamente por eso, utilizar la energía de forma responsable es fundamental para reducir nuestra huella ecológica y contribuir a la sostenibilidad del planeta.

La organización conservacionista WWF elabora periódicamente un estudio sobre la huella ecológica en el mundo. Los datos son reveladores: para satisfacer sus necesidades actuales, la humanidad está consumiendo una cantidad de recursos naturales equivalente a 1,6 planetas. De seguir así, en 2020 se necesitarían 1,75 Planetas, y 2,5 Planetas en 2050. Y en el caso concreto de España, que ocupa el puesto 22 del ranking mundial, ya necesitamos tres países como el nuestro para satisfacer nuestras demandas. Según WWF las recetas para cambiar esta tendencia pasan por “mejorar de forma urgente la manera en que producimos, escogemos y consumimos los recursos, sobre todo en los campos de la alimentación y la energía”.

Existen numerosas herramientas para calcular la huella ecológica y descubrir si nuestra forma de consumir puede calificarse de sostenible. Y ese es precisamente el primer paso que deberíamos dar: tomar conciencia de que podemos cambiar las cosas con nuestra actitud diaria.

Aquí van siete propuestas al alcance de todos que te ayudarán a consumir menos energía y a reducir tu huella ecológica:

1. Ahorra energía: la energía más limpia y más barata es precisamente la que no se consume. Apaga las luces cuando no se necesiten, utiliza electrodomésticos eficientes e iluminación LED, aísla bien tu casa, no abuses de la calefacción ni del aire acondicionado, utiliza la energía pasiva del sol para reducir consumos en iluminación y calefacción.

2. Considera  las energías renovables: las compañías eléctricas ofrecen ya la posibilidad de contratar energía de origen renovable, cuyos impactos ambientales son menores que los de las fuentes convencionales. Y considera también la instalación  de este tipo de energía en tu hogar, fundamentalmente para usos térmicos : solar, biomasa o geotermia. Sus precios se han reducido mucho en los últimos años.

3. Utiliza el transporte público, la bicicleta o camina siempre que sea posible para tus desplazamientos. Además de ahorrar energía son hábitos saludables que ayudarán a sentirte mejor y a disminuir la contaminación en las ciudades. Y si tienes que utilizar el coche particular, conduce de forma eficiente y trata de compartirlo con otras personas.

4. Reduce, recicla y reutiliza. Y trata de extender la vida útil de tus cosas. Los residuos implican grandes consumos energéticos, tanto en la generación de materiales desechables como en su posterior gestión. Las ingentes cantidades de plásticos que acaban en el mar demuestran, además, que esa gestión de residuos nunca es perfecta. Separa la basura en tu domicilio y utiliza los puntos limpios.

5. Ahorra agua: lograr que el agua potable llegue a nuestras casas exige un gran despliegue de infraestructuras y de energía. Lo mismo sucede después para depurar las aguas residuales antes de devolverlas al medio ambiente. Ahorrar agua es también ahorrar energía.

6. Consume alimentos locales y de temporada: no habrán tenido que recorrer miles de kilómetros hasta llegar a tu plato. Trata de reducir los alimentos procesados y el consumo de carne. Varios estudios calculan que una cuarta parte de la superficie terrestre se destina a alimentar el ganado, una actividad de consume grandes cantidades de recursos energéticos y de agua. Y que está ligada a la deforestación, la contaminación de acuíferos y el cambio climático.

7. Planta un árbol: los bosques, como el mar, son sumideros de CO2 que contribuyen a reducir los efectos del cambio climático. Cada vez son más comunes las campañas de reforestación en las que puedes colaborar para que aumente la superficie arbolada.

Plan Renove de hostelería, en busca de la excelencia energética

El Ministerio de Energía, Turismo y Agenda Digital, a través del Instituto para la Diversificación y el Ahorro de Energía (IDAE), con la intervención del Instituto de Crédito Oficial (ICO), el Banco Europeo de Inversiones (BEI) y la Federación Española de Hostelería (FEHR), ha lanzado un Plan Renove de 30 millones de euros para mejorar el consumo energético del sector hostelero. El pasado mes de octubre se firmó la Línea de financiación ICO-IDAE Eficiencia Energética 2017-2018 (contempla otras actuaciones además de las relacionadas con la hostelería) y se abrió el plazo para solicitar la financiación.

AHORRO ENERGÉTICO, HOGAR Y EXTERIOR 08

El convenio de colaboración prevé que el IDAE asuma con cargo al Fondo Nacional de Eficiencia Energética el 50% del riesgo de las operaciones financiadas; el otro 50% lo asumen las entidades financieras participantes   Por su parte, el ICO ha firmado un acuerdo con el Banco Europeo de Inversiones (BEI) para proveer de fondos la línea cuyo objetivo es mejorar la eficiencia energética de este sector, clave en la economía española y con un alto potencial de ahorro.

El Plan Renove será objeto de seguimiento conjuntamente por el IDAE y la FEHR a fin de promocionar medidas de ahorro energético, la elaboración de un catálogo de medidas de ahorro y eficiencia energética que resulten financiables a través de la línea ICO-IDAE, la puesta en marcha de acciones de comunicación, información, promoción, difusión y asesoramiento técnico, así como el control y la contabilización del ahorro energético obtenido.

El turismo es uno de los sectores claves de nuestra economía. La FEHR representa, de hecho, a más de 270.000 restaurantes, bares, cafeterías y otros establecimientos que integran el sector de la restauración, además de los cerca de 15.000 establecimientos de alojamiento hotelero. Este conjunto empresarial da trabajo a más de 1,5 millones de personas y tiene un volumen de ventas de 131.953 millones de euros, lo que equivale al 7,9% del PIB de la economía española.

El consumo de energía es uno de los costes más relevantes de la hostelería, sólo superado por los gastos de personal. Basta imaginar las necesidades ligadas a la climatización, la cocción y el preparado de los alimentos, la producción de agua caliente sanitaria o la iluminación.

Ante el alto potencial de ahorro existente, la FEHR se ha propuesto promover entre sus asociados actuaciones que mejoren la eficiencia energética, tanto formativas y de concienciación como de renovación de sus instalaciones y equipamiento energético que reduzcan sus costes y contribuyan a la transición hacia una economía baja en carbono.

 

Cuantía financiable

La línea de financiación impulsada por el Ministerio de Energía tiene como objetivo facilitar el acceso al crédito de los establecimientos hosteleros que podrán obtener hasta el 100% de la inversión del proyecto por un importe máximo de 1,5 millones de euros y que habrá de ejecutarse en un plazo no superior a los 12 meses.

A través de esta línea también se pueden financiar los costes correspondientes a actuaciones preparatorias de la actuación que sean necesarias para presentar la solicitud, como pueden ser: proyecto, memorias técnicas, certificado auditor energético, etc, siempre que estas actuaciones se hayan llevado a cabo con posterioridad al 23 de diciembre de 2017.

 

Qué medidas se financian

El Plan Renove de Hostelería consta de 8 medidas divididas en 6 líneas de actuación:

  • Edificio: rehabilitación energética de la envolvente.
  • Climatización y Agua Caliente Sanitaria (ACS): mejora de la eficiencia de las instalaciones de climatización, ventilación y agua caliente sanitaria.
  • Iluminación y Alumbrado:

–mejora de la eficiencia energética de las instalaciones de iluminación.

–renovación de las instalaciones de alumbrado, iluminación y señalización exterior.

  • Conservación y Congelación: renovación de generaciones de frío y cámaras frigoríficas.
  • Aparellaje Eléctrico y Domótico:

– mejora de la eficiencia energética en instalaciones eléctricas.

– implantación de sistemas inteligentes de gestión.

  • Equipamiento Hostelero: renovación del equipamiento hosteleros y de los muebles frigoríficos de conservación y congelación.

 

Dónde solicitar la financiación

Las empresas y profesionales de la hostelería interesados deberán solicitar sus créditos a través de las entidades financieras que se acojan a esta línea y deberán ejecutarse en un plazo de 12 meses.

 

Consejos para ahorrar energía en la hostelería

Más allá de las actuaciones que se puedan realizar y financiar con el Plan Renove de Hostelería, hay infinidad de consejos prácticos que nos ayudarán a reducir el consumo energético en bares, cafeterías o restaurantes. Aquí van algunas propuestas:

– Que tus clientes sepan que intentas ahorrar energía porque es bueno para la economía de todos y para el planeta. Seguro que muchos se sumarán encantados.

– Utiliza bombillas LED. Consumen un 90% menos que las incandescentes. Y a pesar de que suponen un mayor desembolso inicial, compensan ampliamente por su larga vida útil y el ahorro energético que consiguen.

– Utiliza detectores de presencia en los baños y en cualquier estancia donde no haya gente de forma constante. Y donde sí la haya tal vez se pueda zonificar la iluminación para ajustarse a las necesidades de cada espacio.

– Mantén la temperatura de la nevera en 5º C y la del congelador en –18º C. Cada grado menos supone un 5% más de consumo eléctrico y los alimentos no se van a conservar mejor.

– Cocinar con las tapas de ollas y cazuelas puestas puede ahorrar hasta un 25% de energía.

– La calefacción entre 21º y 23º C en invierno, y el aire acondicionado entre 23º y 25º C en verano son temperaturas ideales para que los clientes se sientan a gusto, sin necesidad de derrochar.

– Utiliza el lavavajillas y el resto de electrodomésticos a plena carga.

– Hacer las preceptivas revisiones de mantenimiento de todos los aparatos es clave para que funcionen de forma eficiente.

Tenéis más información en la web renovehosteleria.com

Coche compartido, todo ventajas

Los datos dicen que el coche compartido, o carsharing, gana terreno en España. Aunque estemos lejos de países europeos como Francia o Alemania, la costumbre de compartir coche empieza a arraigar también aquí, sobre todo entre la gente joven, que ha descubierto las ventajas de esta nueva forma de moverse. Además del ahorro energético y económico que supone, la contaminación en las ciudades está obligando a cerrar algunos días los centros urbanos que, en cambio, si permiten la circulación de vehículos eléctricos. Precisamente los utilizados por muchas plataformas de carsharing.

© IDAE 2010

Hay distintas formas de compartir coche. Puedes hacerlo con un vehículo privado, con el que vas y vuelves todos los días al trabajo, por ejemplo. La mayoría de estos desplazamientos se hacen con un solo ocupante. Pero si se hace con varios compañeros a los que les “coge de paso”, se puede rotar y utilizar cada semana un solo coche. Con lo que se evita multiplicar el gasto en combustible y el estrés de circular por los atascos de la ciudad. De hecho, hay empresas que fomentan el coche compartido entre sus empleados. Pero también puedes proponerte compartir coche para trayectos de largo recorrido y con personas desconocidas. De hecho, existen muchas aplicaciones en internet para regular este tipo de iniciativas. Basta registrarse y contactar con otras personas que van a realizar el mismo trayecto que tú.

También puedes utilizar el servicio de empresas de carsharing. Cada día son más las voces que cuestionan la conveniencia de que todos tengamos un coche en propiedad. Porque, en términos económicos, las ventajas del carsharing son indudables. El usuario solo paga la tarifa correspondiente por el tiempo que utiliza el vehículo y por el número de kilómetros que realiza. Y no tiene que preocuparse del resto de gastos que conlleva tener vehículo propio: seguro, impuestos, mantenimiento, etc.

La póliza del seguro obligatorio para vehículos, las tasas de la Inspección Técnica de Vehículos o el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica que los ayuntamientos aplican pueden rondar los 600 euros al año. Y todo ello cuando los trayectos para la mayoría de conductores no van más allá de 30 kilómetros diarios, que son los que de media se realizan para ir y volver del trabajo. Tampoco hay que preocuparse por el mantenimiento ni la reparación de averías. Lo que supone decir adiós a las revisiones periódicas para el cambio de neumáticos, aceite, filtros, etc, que pueden llegar a suponer un gasto importante.

En ciudades como Madrid, el carsharing está alcanzando cotas inimaginables hace apenas unos años. Hasta el punto de que en 2017 fue la tercera ciudad del mundo con más clientes de coche compartido, en una de las empresas que lo ofrece. Lo utilizaron 190.000 clientes, un 30% más que el año anterior y con perspectivas de crecimiento para el 2018, según declaraciones del CEO de la citada empresa. Por delante quedaron la ciudad china de Chongquing, con 234.000 usuarios, y Berlín (Alemania), con 219.000. A las ventajas habituales del coche compartido se unen otras. Porque en algunas de las ciudades que se ofrece este servicio, como es la ciudad de Madrid, las flotas están formadas exclusivamente por vehículos eléctricos.

El hecho de que  las empresas de carsharing utilicen solo coches eléctricos implica que, incluso en episodios de alta contaminación, pueden circular por cualquier punto de la ciudad. Y aprovecharse de otras ventajas que ofrecen muchas administraciones locales para potenciar el uso del vehículo eléctrico. Por ejemplo, aparcar en zonas con estacionamiento regulado, a cualquier hora y sin necesidad de pagar un solo céntimo. Lo que supone que para aquellos que trabajan en centros urbanos, el carsharing eléctrico es una opción muy rentable.

Los servicios de carsharing funcionan todos de una forma similar. Basta con registrarte a través de internet y luego, mediante una aplicación en tu teléfono móvil, puedes ver qué disponibilidad de coches tienes a tú alrededor, y escoger uno, conducirlo y aparcarlo donde más te convenga. Los precios, con aparcamiento y seguro incluidos, están en torno a los 0,20 euros por minuto.

¿Qué es la aerotermia?

En España el uso de la energía aerotérmica, en equipos de climatización, se inicia de forma continuada a partir de los años 80, produciéndose el despegue definitivo a comienzos de la década de los 90. El máximo crecimiento se produjo durante la década de los años 2000, aunque a partir de 2010 sufrió una enorme contracción debido a la crisis económica, incertidumbre financiera y el parón del sector de la construcción.dsc1375

Pero, ¿qué es exactamente la aerotermia? Es una tecnología capaz de extraer o ceder energía en forma de calor del aire ambiente. Para ello, se sirve de la bomba de calor, que es una máquina térmica que mediante un gas refrigerante, es capaz de transferir calor de un entorno natural (en el caso de la aerotermia, el aire exterior) al interior de un edificio, invirtiendo el flujo natural del calor, de modo que fluya de una temperatura más baja a una más alta. De igual modo, las bombas de calor reversibles, pueden trasferir calor del interior de un edificio al aire ambiente (generalmente a mayor temperatura), consiguiendo refrigerar el interior del mismo.

En la actualidad se calcula que existen instaladas en España unos 12 millones de bombas de calor, de las cuales, aproximadamente el 70 % son aerotérmicas. La gran mayoría de ellas son reversibles (proporcionan calefacción y refrigeración) y están instaladas en el sector residencial.

La principal fortaleza de la bomba de calor es que se trata de un sistema de climatización de alta eficiencia energética, como así lo reconoce la Directiva 2010/31/UE, que puede suponer ahorros de hasta el 50% respecto a algunos sistemas de climatización tradicionales como el gasóleo. Esta elevada eficiencia energética, unida a la diferente aportación como energía renovable, hace que el uso de la bomba de calor para la climatización de edificios pueda ser una solución integral (calefacción, refrigeración y agua caliente sanitaria) que proporcione una buena Calificación Energética a nuestro edifico.

La aerotermia es una tecnología madura que permite un abastecimiento térmico libre de emisiones (partículas, NOx, CO2,…), en el punto de consumo, tampoco utiliza combustibles líquidos o gaseosos, por lo que no requieren adaptarse a las condiciones limitadoras de otros generadores que utilizan estos combustibles convencionales ni seguir pautas en la evacuación de gases de la combustión, facilitando su instalación e integración en un edificio. Es decir no necesita chimeneas, ni almacenamiento de combustible, ni elementos de seguridad adicionales. Además, los niveles de contaminación acústica en el exterior también son muy reducidos.

Otra ventaja es su mayor índice de compatibilidad con otros sistemas de calentamiento instalados ya existentes. Asimismo, se caracterizan por su fácil instalación y mantenimiento.

El objetivo del 20-20-20 en 2020 es muy ambicioso pero alcanzarlo parece posible y conveniente para España. Para ello, necesitamos la contribución de todas las energías renovables, pero sobre todo, el incremento de las tecnologías renovables térmicas.

Su carácter eficiente y renovable, los importantes avances tecnológicos que ha experimentado en los últimos años y sus indudables ventajas, hacen que las perspectivas de futuro para la energía aerotérmica sean muy importantes y que la consolidarán como una de las tecnologías con mayor desarrollo para los próximos años.

 

Pistas para celebrar una navidad sostenible

Llega la Navidad. Fiestas, celebraciones, familia, amigos, regalos. Y consumo, mucho consumo. Que para más inri, en los últimos años llega precedido por esas campañas globales que se han metido en nuestras vidas casi sin darnos cuenta: Black Friday, Cyber Monday… No sabemos si eso de “tirar la casa por la ventana” se inventó pensando en lo que se nos viene encima de aquí al 6 de enero. Pero bien podría ser.

Captura de pantalla 2017-12-19 a las 10.41.12

Sin renunciar a todo lo bueno de estas fechas, se puede disfrutar de una Navidad más sostenible, tratando de evitar los derroches. También los derroches de energía. Y para ello basta con modificar algunos de nuestros hábitos. A cambio conseguiremos ahorrar dinero y evitar emisiones de gases de efecto invernadero y otros contaminantes, que ponen cada día más difícil la posibilidad de respirar aire limpio en muchas de nuestras ciudades.

Varios estudios de empresas relacionadas con el sector eléctrico calculan que los hogares españoles gastan una media de 20 euros más por el consumo energético ligado al árbol de Navidad, el belén y el resto de adornos. El dato es una estimación para cuatro horas de uso de estas luces al día. Pero la decoración navideña es solo uno de los extras habituales de estos días, a los que hay que añadir mayores consumos con los electrodomésticos de la cocina, mayor gasto en calefacción, desplazamientos a celebraciones y compras, etc.

 

Aquí van algunas pistas:

– Trata de organizar la comida o cena de trabajo previa a las fiestas en lugares accesibles con transporte público. Y si es posible, elige un restaurante al que los invitados puedan llegar caminando o en bici.

– Siempre que sea posible, deja el coche en casa y utiliza el transporte público cuando vayas a hacer las compras de Navidad. Sobre todo si tienes que desplazarte al centro de la ciudad.

– Ahorra energía en la calefacción. Trata de mantenerla entre los 19° y los 21° C, temperatura suficiente para tener un ambiente confortable. Y recuerda que cada grado de incremento puede suponer un 7% más de consumo. Por la noche, en los dormitorios basta tener una temperatura de 15º a 17º para sentirnos cómodos.

– La cocina es puro trasiego en estas fechas. No olvides las recomendaciones que hacemos siempre desde estas páginas. Cocina con olla exprés mejor que con cazuela, y si es con cazuela no te olvides de poner la tapa (ahorrarás hasta un 25% de energía); no abras innecesariamente la puerta del horno para evitar que pierda calor y procura aprovechar bien su capacidad; no introduzcas alimentos calientes en el frigorífico y abre la puerta lo menos posible; utiliza el lavavajillas solo cuando esté completamente lleno.

– Consume productos frescos y de producción local. En los que no se ha empleado energía ni en su procesado ni en el transporte. No olvides que algunos de estos productos viajan miles de kilómetros hasta los puntos de consumo.

– Evita las vajillas de plástico de usar y tirar. Trata reducir la generación de residuos y  recicla todo lo que puedas separando adecuadamente los diferentes tipos de basura. La separación de los residuos en origen es clave para que el reciclado sea efectivo. Y no olvides que los productos reciclados suponen un importante ahorro energético.

– No necesitas cubrir todas las paredes de tu casa con luces de Navidad. Aunque las bombillas led se han extendido para estos usos y son muy eficientes, si pones muchas incrementarás el consumo de energía.

– Utiliza felicitaciones electrónicas para evitar el consumo de papel. Y si regalas juguetes que necesitan pilas, que sean recargables.

Energía aprueba el plan movalt para incentivar la compra de vehículos más limpios

El Plan de Apoyo a la Movilidad Alternativa (Movalt), dotado con 35 millones de euros para actuaciones dirigidas a fomentar “una movilidad alternativa y eficiente”, da continuidad a otros planes que el Gobierno ha venido impulsando con anterioridad para fomentar un transporte más sostenible, como el plan Movea 2017. La principal novedad de esta nueva actuación es que refuerza el apoyo al desarrollo de infraestructuras de recarga eléctrica, con una línea independiente.

Captura de pantalla 2017-12-01 a las 10.55.14

El objetivo del plan Movalt es aumentar el parque de vehículos de energías alternativas, y con ello, contribuir a la reducción de las emisiones de CO2 y otros gases contaminantes, avanzando así en la consecución de los objetivos de cambio climático y en la mejora de calidad del aire de las ciudades. El IDAE, encargado de gestionar los fondos, subraya que el “Movalt servirá además para aumentar el ahorro y la diversificación de las fuentes energéticas en el transporte, con la consiguiente reducción de la dependencia energética del petróleo para nuestro país”.

Movalt–Vehículos

 Contará con 20 millones de euros para la concesión de ayudas a la adquisición de distintos tipos de vehículos. Entre ellos, los eléctricos, que incluyen los eléctricos puros (BEV, del inglés Battery-Electric Vehicle), los híbridos enchufables (PHEV, Plug-in Hybrid-Electric Vehicle), y los eléctricos de autonomía extendida (REEV, Range Extended Electric Vehicle). También contempla la compra de vehículos de pila de combustible, los propulsados por autogás (Gas Licuado de Petróleo, GLP), gas natural (tanto Gas Natural Comprimido, GNC, como Gas Natural Licuado, GNL), o bifuel gasolina-gas. Los vehículos adquiridos deberán ser nuevos o con una antigüedad inferior a nueve meses en el caso de vehículos de demostración  matriculados por un punto de venta. Los beneficiarios podrán ser particulares, autónomos, pymes, empresas y administraciones públicas.

La cuantía de las ayudas varía entre 500 y 18.000 euros, en función de la categoría del vehículo (moto, cuadriciclo, turismo, furgoneta, camión) y la motorización (eléctrico, gas natural, autogás o pila de combustible).

Movalt–Infraestructuras

Por su parte, si bien está por definir en detalle, Movalt-Infraestructuras dispondrá igualmente de financiación para fomentar el despliegue de infraestructuras de recarga de vehículo eléctrico. Los beneficiarios podrán ser administraciones, empresas públicas y privadas. Se financiará la instalación de infraestructuras de recarga tanto para uso público en el sector no residencial (aparcamientos públicos, hoteles, centros comerciales, universidades, hospitales, polígonos industriales, centros deportivos, etc), como para uso privado en zonas de estacionamiento de empresas privadas, así como para su ubicación en la vía pública y en la red de carreteras.

La cuantía de las ayudas cubrirá hasta el 60% del coste de inversión en el caso de entidades públicas y pymes, y el 40% para el resto de empresas. Asimismo, está en proceso de participación pública, una propuesta de modificación del Real Decreto que regula la figura del gestor de cargas, a fin de  flexibilizar  al  máximo dicha figura  y simplificar su operativa.

Antecedentes

El Plan Movalt es una consecuencia más de la Estrategia de Impulso del Vehículo con Energías Alternativas (Estrategia VEA) aprobada el 26 de junio de 2015. Esa Estrategia presenta la situación actual de cada una de las alternativas a los combustibles convencionales para el transporte en España, e identifica las medidas necesarias para su promoción y las administraciones o agentes sociales responsables de su implementación.

La Directiva 2014/94/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de octubre de 2014, relativa a la implantación de una infraestructura para los combustibles alternativos establece en su artículo 3 que cada Estado miembro adoptará un Marco de Acción Nacional para el desarrollo del mercado respecto de los combustibles alternativos en el sector del transporte y la implantación de la infraestructura correspondiente.

El 30 de julio de 2015 la Comisión Delegada para Asuntos Económicos del Gobierno aprobó la creación de un Grupo Interministerial, presidido por la Secretaría General de Industria, para la elaboración y coordinación del “Marco de Acción Nacional Español de Energías Alternativas en el Transporte” (MAN) dando así respuesta a lo establecido en la citada Directiva 2014/94/UE.

El 9 de diciembre de 2016 se aprobó en Consejo de Ministros el Real Decreto 639/2016, por el que se transpone la Directiva al ordenamiento jurídico español, así como el MAN.

Durante los años 2014 y 2015 el Gobierno impulsó los planes de ayuda a la adquisición de vehículos eléctricos (Movele), para el fomento de la movilidad eléctrica. Con posterioridad, en 2016 y 2017, se han gestionado planes de ayuda a la adquisición de vehículos alternativos, los planes Movea, dirigidos a promover la adquisición de vehículos de energías alternativas (eléctricos, autogás, gas natural y pila de combustible).

¿Por qué utilizar energías alternativas?

El uso de energías alternativas en el transporte permitirá cumplir los compromisos adquiridos con la Unión Europea sobre reducción de emisiones de CO2. Pero hay más. Porque la diversificación energética traerá consigo una menor dependencia del exterior. Por otro lado, el desarrollo de una industria en España asociada a los combustibles alternativos en el transporte permite posicionar a España en un mercado clave.

Además, para el ciudadano, la adquisición de este tipo de vehículos también presenta ventajas, como el ahorro de combustible. Aunque su compra puede suponer una inversión inicial superior, los ahorros económicos en el consumo de combustible y los menores gastos de mantenimiento, permiten amortizar enseguida la inversión. Este tipo de vehículos son, en general, más silenciosos, y ofrecen una conducción suave y agradable. Cada vez son más las ciudades que ofrecen ventajas asociadas a los vehículos más limpios, como es el aparcamiento gratuito en zona de estacionamiento regulado, acceso a zonas restringidas al tráfico, exención de peajes o beneficios fiscales en ciertos impuestos como el Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica (IVTM).

Si quieres saber más sobre el despliegue de los vehículos con combustibles alternativos en Europa, puedes consultar el Observatorio Europeo de Vehículos con Combustibles Alternativos (EAFO).

Más información sobre el Plan MOVALT en www.idae.es y www.moveaplan.gob.es/

Rehabilitación exprés para hogares vulnerables

Vuelve el frío, por fin. Lo echábamos de menos después de un verano que parecía eterno. Pero para mucha gente, los meses más fríos del año son una tragedia porque no todos pueden disfrutar de un hogar cálido y confortable donde sentirse “como en casa”. La pobreza energética afecta, según distintas organizaciones, a un 15% de la población en España. El doble que hace ocho años. Y el porcentaje de hogares que se declaran incapaces de mantener su vivienda a una temperatura adecuada en invierno es del 11% (alrededor de 5,1 millones de personas), según los datos aportados por la Asociación de Ciencias Ambientales en su informe ‘Pobreza, vulnerabilidad y desigualdad energética. España 2006-2016’.

_DSC9671

Por eso surgen iniciativas que tratan de mejorar las condiciones de las viviendas de familias en situación de pobreza o vulnerabilidad energética. Como la de la Fundación Gas Natural Fenosa, que ha elaborado un estudio titulado ‘Rehabilitación exprés para hogares vulnerables. Soluciones de bajo coste’. El objetivo es proporcionar soluciones de bienestar térmico que sean de aplicación rápida y sencilla. Y, sobre todo, que exijan un bajo presupuesto. No se trata tanto de abordar una rehabilitación energética e integral de los edificios residenciales, sino de tomar medidas rápidas, soluciones individuales, que tengan efectos positivos inmediatos y que no comprometen futuras actuaciones integrales. El informe considera como pobres energéticos a aquellos hogares que deben gastar más de un 10% de su renta en los suministros energéticos asociados a su vivienda (climatización, producción de agua caliente sanitaria, iluminación, equipos y cocina).

El estudio, de 266 páginas, se inicia con una caracterización de la pobreza energética en España que permite situar grupos de población en función de la pobreza monetaria y/o energética. A continuación, se realiza un análisis previo de las características de las construcciones, composición de los hogares y uso energético en cuatro ciudades seleccionadas por su representatividad climática y poblacional (Barcelona, A Coruña, Sevilla y Madrid), ya que las soluciones son distintas para cada lugar.

Para ello, se recogen datos climáticos, demográficos, económicos y sociales, junto con características de las viviendas, que reflejan las diferencias en las cuatro ciudades en cuanto a sus circunstancias de composición y tenencia de los hogares, edad y estado de la edificación, instalaciones existentes, etc, lo que implica actuaciones y resultados diversos.

La parte central del estudio recoge un catálogo de 77 fichas de soluciones de bajo coste disponibles actualmente en el mercado y que se consideran de mayor viabilidad en estos casos. Cada ficha recoge los datos técnicos de mayor relevancia para la evaluación de su conveniencia y de puesta en obra, así como recomendaciones para su aplicación, qué empresas comercializan los productos y su coste estimado.

Posteriormente, se analiza el impacto de un conjunto de medidas, mediante simulación energética en un bloque de pisos, que es una tipología representativa del parque de viviendas donde se aloja una parte importante de la población vulnerable, y se calcula el coste de implantarlas. Finalmente, se analiza este impacto desde dos perspectivas: por un lado, los cambios en la relación entre gasto en energía y la renta anual, y, por otro, la modificación del número de horas en bienestar a lo largo del año que supone la implantación.

Algunas propuestas

El estudio habla de un conjunto de soluciones en las viviendas que muestran una reducción de la demanda energética en climatización, pero que es diversa en función de la localidad donde se ubica. Esas soluciones son: mejora del aislamiento térmico, sustitución de carpinterías y vidrios e incorporación de protecciones solares. El gasto económico para la aplicación de este conjunto de soluciones de bajo coste varía desde los 5.600 a los 8.000 euros, en función de la posición de la vivienda dentro del bloque.

Pero se pueden tomar infinidad de medidas concretas que el estudio detalla en las citadas 77 fichas. Por ejemplo, colocar láminas de poliéster de baja emisividad en los cristales de las ventanas. Estamos hablando de un producto que tiene un coste de entre 84 y 148 euros el metro cuadrado, y que reduce las pérdidas de calor en invierno. También existen láminas de PET y PE con adhesivo de acrilato, que se pegan sobre la carpintería existente y simulan el efecto de doble acristalamiento. El precio de una lámina de este tipo de 1,20×1,20 metros es de 5 euros.

Otra opción es instalar aislantes reflectantes para incorporar en los cajones de las persianas. Son láminas autoadhesivas que limitan las pérdidas y ganancias por radiación. Esta solución puede mejorarse con láminas de aluminio que llevan incorporadas distintas capas de aislamientos térmicos con los que, además de las propiedades radiantes, se reduce la transmisión térmica por conducción. El coste de estas láminas es de 8,95 euros por metro cuadrado.

Más info en:

http://idae.es/noticias/nueva-publicacion-re-habilitacion-expres-para-hogares-vulnerables-soluciones-de-bajo-coste

http://www.fundaciongasnaturalfenosa.org/publicacion/re-habilitacion-expres-hogares-vulnerables-soluciones-coste/

http://www.asociacion3e.org/documento/re-habilitacion-expres-para-hogares-vulnerables-soluciones-de-bajo-coste-resumen-ejecutivo-informe